Enteráte - Tratamiento de la diabetes

¡Culo!

O estómago, o brazos o muslos. Estos son las 4 sitios principales para usar la insulina. Además, en cada parte del cuerpo tienes una amplia zona, para no tener que hacer los pinchazos siempre en el mismo lugar. Así puedes variar y evitar problemas.

No te despistes

Si con frecuencia cambias las sábanas, las toallas… ¿por qué no las agujas? Hazlo: te dolerá menos y estarás cuidando tus zonas de punción.

¡Que no se te vaya la olla!

Olvídate del “ya lo hago después” y del “se me ha olvidado”. Es fundamental que cumplas: ponte la insulina, realiza controles y cuida tu alimentación.

Esos kilos de más

¿Dejas de pincharte la insulina para adelgazar? Así solo conseguirás tener el azúcar en sangre por las nubes y que aparezcan cuerpos cetónicos en la sangre que son tóxicos y perjudiciales para tu cuerpo. Si quieres perder peso, hazlo bien y consulta antes a tu endocrino, así adelgazarás sin poner en riesgo tu salud.

Que no se te vaya de las manos

¡Hacer ejercicio para bajar el azúcar de las chuches no vale! Usa la cabeza y utiliza la insulina. Piensa qué pasaría si comieras un plato de pasta sin ponerte la insulina: aun siendo un alimento recomendable para ti, tu azúcar se pondría por las nubes. Por eso te pones la insulina. ¿Por qué pasas entonces de pincharte al comer golosinas?